TRATERMAT - Congreso Nacional de Tratamientos Técnicos y de Superficie | Linares
499
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-499,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,columns-3,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Linares

Ciudad

El Congreso Internacional de Tratamientos Térmicos y de Superficie se celebrará en el municipio de Linares, al noroeste de Jaén, dentro del Campus Científico Tecnológico. Se trata de la segunda ciudad de la provincia con mayor número de habitantes (unos 60.000), conocida tradicionalmente por su actividad minera hasta el cierre de las mismas a finales del pasado siglo. Desde entonces, la reinvención de la ciudad ha pasado por una apuesta firme hacia la industria y el comercio, prestando una especial atención a la innovación tecnológica.

 

Asimismo, Linares comprende un interesante atractivo turístico debido a la importancia de su enclave histórico. A 5 minutos de la ciudad, se encuentra el conjunto arqueológico de Cástulo, una antigua ciudad íbera que llegó a concretarse como capital del territorio peninsular durante la Edad de Bronce.

 

Actualmente, Linares comprende una especial atención por el cuidado de su patrimonio arqueológico y cultural con paradas casi obligadas en los distintos monumentos que ofrece su paseo por la ciudad, así como los museos y las instalaciones que rodearon la actividad industrial y minera con cabrias, chimeneas, fundiciones, lavaderos y centrales eléctricas discernidas entre viejos caminos y vías del ferrocarril en desuso.

A su vez, el término municipal de Linares cuenta con un entorno natural con memoria. En los alrededores de la ciudad se sitúan varias rutas y senderos que muestran la belleza de un paraje montañoso, debido a la cercanía de Sierra Morena, y alberga la riqueza característica de una zona con pasado e historia.

Gastronomía

La gastronomía de Linares constituye uno de sus principales atractivos turísticos. El aceite de oliva virgen extra está presente en cada uno de los platos típicos. Algunas especialidades culinarias nacen en la época minera de la ciudad, como las patatas con bacalao o pimentón y el remojón.

 

La ciudad posee bares, tabernas y restaurantes que han hecho de la tapa un arte de la cocina tradicional y de vanguardia con una influencia de la cocina islámica. Platos como las gachas, las migas, el gazpacho, el ajo blanco, la pipirrana o las roscas de anís son típicas de esta zona.

 

En repostería encontramos el chachepol, como el dulce característico de las cafeterías linarenses. Se trata de un bizcocho de forma cilíndrica y textura esponjosa, empapado por un almíbar de licor. Uno de sus mejores compañeros de mesa es el vino dulce, aunque también se puede complementar con una copa de anís.

Entorno natural

A pesar de tener un término municipal poco extenso, Linares cuenta con grandes parajes y enclaves naturales de gran belleza, sobre todo por su cercanía a la Sierra Morena. Los espacios de mayor valor paisajístico se sitúan en la zona norte del término, coincidiendo con la parte adehesada donde queda el rico patrimonio minero que estuvo muy presente en la ciudad. Además, en Linares se encuentra el Monumento Natural de “El Piélago”.

 

Se trata de un enclave de especial interés paisajístico e histórico por la belleza del recorrido del río Guarrizas junto con la existencia del puente romano de Vadollano, que forma parte del recorrido de la Vía Augusta. Siguiendo hacia abajo, se encuentran las ruinas de lo que fue una fábrica de chocolate, que empleaba la fuerza motriz del agua del río para generar energía.

Senderos por las minas

Existe una interesante red de senderos señalizados, siguiendo las normativas nacionales, para recorrer el patrimonio natural y minero. La red de senderos linarense cuenta con unos 57 km que se pueden recorrer a pie, a caballo o en bicicleta de montaña. Estos interesantes senderos señalizados se complementan con las vías verdes que aprovechan los antiguos trazados de ferrocarril. Entre los senderos a visitar encontramos:

 

Entorno natural

Linares cuenta con cantidad de edificios de gran interés arquitectónico y artístico. Por las calles y plazas de la ciudad encontramos construcciones de distintas épocas y estilos que son testigos mudos del pasado de Linares. Repartidos por el casco urbano, veremos desde imponentes casonas señoriales a edificios religiosos de gran valor patrimonial, pasando por antiguos hospitales o estaciones de ferrocarril. Todo ello sin olvidar el inmenso patrimonio arquitectónico minero que salpica todo el término municipal, así como el castillo de Tobaruela.

Lugares para visitar:

 

Al adentrarse en el casco antiguo de Linares, al viajero le aguardan palacios señoriales y templos religiosos de gran belleza. Entre algunas de las paradas más significativas tanto en la ciudad como en los alrededores encontramos:

 

Yacimiento arquitectónico de Cástulo: La ciudad de Cástulo es la joya arqueológica por excelencia. Esta ciudad iberorromana, situada a cinco kilómetros de Linares, fue en época de Roma una de las diez ciudades más importantes de la Península Ibérica gracias a sus minas de plomo y plata.

 

El palacio municipal (perteneciente al siglo XIX): La Casa Consistorial se sitúa en este edificio neoclásico construido en el siglo XIX. De planta cuadrada, dispone de un hermoso patio central. De la fachada destaca su pórtico y el reloj que toca una melodía de Andrés Segovia coincidiendo con las horas.

 

Real casa de la munición y la moneda (Siglo XVIII): El Edificio del Antiguo Pósito de Linares cuenta con una dilatada historia. Sus orígenes se remontan al periodo de 1754-1757 cuando fue construido como almacén de grano para la entonces Villa de Linares. Años más tarde, fue convertido en Cárcel del Partido Judicial, cesando dicha actividad penitenciaria en el año 1967. En 1975 el edificio fue reformado para su uso como colegio psicopedagógico. Durante los años 2009 y 2010 el edificio experimentó una esmerada restauración que ha sabido conservar la esencia de un edificio histórico pero que incorpora las últimas tecnologías, convirtiéndose en el contenedor de la historia, cultura y tradición de Linares.

 

Capilla y cripta del hospital de los marqueses de Linares: El Hospital de San José y San Raimundo, de estilo neogótico, fue construido durante los años 1904 y 1917. La planta del edificio es un gran cuadrilátero  construido en torno a un patio, con cuatro brazos que se prolongan a dos de sus lados, formando así una especie de H invertida. El Hospital cuenta con una cripta bajo la capilla donde se encuentra situado el mausoleo de mármol y bronce, obra del escultor Lorenzo Collault Valera, que acoge los restos mortales de los Marqueses de Linares.

 

Museo Raphael: Este museo reconoce la gran trayectoria artística y profesional de Raphael, nacido en Linares. El cantante se implicó personalmente en la creación de este museo, al que ha cedido más de 400 piezas.

 

En turismo Linares puedes encontrar más lugares interesantes para visitar.

Ocio:

 

Además de la gastronomía, en Linares puedes disfrutar de zonas de compras y comercios, así como planes más culturales entre los que destaca el cine, el teatro o los espectáculos de flamenco. El renovado Teatro Cervantes se erige como epicentro artístico de la ciudad, dando cobijo a veladas flamencas, noches teatrales o grandes conciertos.

 

Linares es la cuna de grandes cantaores de flamenco, una tradición declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad desde 2010 por la Unesco. El folclore no se entendería en esta ciudad sin su influencia minera. Desde que los cafés popularizasen el cante en la ciudad a finales del siglo XIX, numerosos intérpretes linarenses han ido poblando el panorama artístico nacional e internacional.

 

Otro atractivo poco usual que encontramos en la ciudad de Linares es el consolidado movimiento artístico a través de graffitis. Estos murales callejeros destacan por el trabajo realista de varios artistas como el reconocido internacionalmente, Miguel Ángel Belinchón o Myrwan. En los últimos años se ha celebrado en la ciudad la final del Certamen Andaluz de jóvenes graffiteros, dando lugar a la explosión de este arte en las calles de la ciudad.

 

En cuanto a oferta deportiva, a solo 7 kilómetros de Linares se encuentra el Parque Deportivo La Garza, una instalación recreativa que alberga el único campo de golf público de Andalucía, dotado de 9 hoyos, casa club, calle de prácticas, tee cubierto y putting green. Además, el complejo cuenta con varias pistas de pádel, tenis, campos de fútbol de césped artificial, piscina y un pabellón polideportivo cubierto, entre otros emplazamientos para la práctica deportiva.

couponslay.com

Themes by themesfreedownloader.com

Themes55